Queso, ¿un alimento saludable para el cuerpo?

Queso, ¿un alimento saludable para el cuerpo?

El queso es considerado, por algunas personas, como un alimento saludable, en el mercado se puede encontrar gran variedad de este alimento, cada uno con su propia composición nutricional, que puede cambiar de acuerdo a su grado de maduración o el lugar de fabricación, por eso el sitio web Alimente + cuenta cuales son los quesos que pueden ser saludables y otros que afectan al cuerpo.

Especialistas en la salud recomiendan consumir a diario este tipo de alimentos saludables que forma parte de los lácteos por su gran fuente de proteínas, vitaminas A  y D, fósforo y calcio, lo que es muy saludable para las personas, sin embargo puede ser malo por su cantidad de sodio, calorías y grasas saturadas que son un amenaza nutricional. Pero esto no significa que todos los quesos sean iguales, cada uno tiene proporciones diferentes de cada componente, que lo hace más o menos saludable, por ejemplo los quesos curados como, mascarpone, cheddar, manchego, entre otros, tienen altas concentraciones de grasa y menos agua.

Este tipo de quesos, no son alimentos saludable, pues son excluidos de la dietas de personas que tienen problemas de colesterol, ya que al tener elevado el colesterol incrementa el riesgo de tener aterosclerosis, que es la acumulación de grasas, colesterol y otras sustancias en las paredes de las arterias, enfermedades cardiovasculares y sufrir infartos de miocardio. Para estas personas es recomendable quesos menos maduros como el mozzarella, burrata, cottage, camembert, gouda,  entre otros de pasta blanda. 

Conoce más: Colesterol y los alimentos que lo afectan

Sin embargo, para las personas que presentan intolerancia a la lactosa se les aconseja los quesos curados como el parmesano, gruyer o emmental, pues presentan menos cantidad de lactosa, ya que al sobrepasar el año de maduración pierde por completo su lactosa. Si la intolerancia es leve se puede consumir el queso brie, camembert y manchego, pero quesos frescos quedan completamente excluidos como el burgos, ricotta y requesón.

Quienes sufren de obesidad y necesitan comer saludable, no tienen que renunciar a este alimento, pues existen varios tipos bajos en grasa como el cottage, mozzarella, feta, ricotta o burgos, sin embargo, para que sean saludables en el cuerpo deben ser consumidos solos o con acompañamientos ligeros como la miel, mermelada y frutos secos. Para los que sufren de tensión saben que la sal es de los componentes que más los afectan por eso los quesos con menor proporción de sal son el ricotta, maasdam, feta y emmental.

En la mayoría de los casos se aconseja evitar los quesos procesados, preparados para fundir y de untar, pues estos son poco saludables al ser elaborados en una mezcla de distintos quesos, además le añaden mantequilla, grasas, sal y aditivos como el almidón o féculas, esto hace que tenga una sabor parecido al del queso, pero sean malo a nivel nutricional.

También te puede interesar: Lecha de vaca y sus nutrientes