Back a Yard, un restaurante caribeño con joyas escondidas

Back a Yard, un restaurante caribeño con joyas escondidas

La Guía Michelin recomienda el restaurante Back a Yard (“vuelta a casa” en jamaiquino) ubicado en el centro de San José, California, “Comer en este local caribeño…es como irse de vacaciones”, según los inspectores de la guía, este restaurante representa el estilo de vida, la cultura, el espíritu y la cocina con un ambiente festivo, “de la forma en que se hacen las cosas cuando alguien vuelve a casa.”

Robert Simpson, es el chef del restaurante, comenzó su carrera en Jamaica, por eso la mayoría de sus platillos tiene raíces de este país caribeño, desde jugosas carnes, mariscos con un poco de picante y hechos a la brasa, pollo dorado a fuego lento, curry de cabra, filetes de pescado en escabeche de vinagre, entre otros platillos muy tradicionales de Jamaica, que son acompañados con arroz de coco, frijol pinto, ensalada y plátano frito caramelizado.

Conoce más: Desayunos diferentes

Aunque sus ideas no solo son del país caribeño, también viene de su formación en Nueva York y las prácticas que realizó en el Park Avenue Cafe en Chicago. Por eso en el menú de su restaurante incluye platos típicos del sur del país norteamericano, como macarrones con queso y pan de maíz. Los clientes recomiendan tomar agua de coco y terminar con un “denso pudin de papa dulce”

Asimismo, los comensales también pueden llevarse un poco de la experiencia caribeña a la casa pues el restaurante vende botellas de salsas picantes y adobos que tienen nombres iguales de llamativos a sus platillos, “original jerk sauce”, “mango habanero” y “hell-fire”. Este restaurante es único en su comida y en ofrecer un momento agradable para sus clientes.

Robert Simpson

El medio CBS cuenta un poco de la vida del chef Roberts Simpson, comenzó su carrera en Kingston, Jamaica, los primeros recuerdos que tiene es con su madre son con todos los olores de la cocina caribeña. Su pasión por la gastronomía lo llevó a conocer la cocina y restaurantes de Bélgica, después decidió tener una formación completa e ingresó en Culinary Institute of America en Hyde Park, Nueva York. 

Su camino por Estados Unidos, siguió al llegar Chicago, Illinois, para trabajar con David Burke en el Park Avenue Cafe, después fue chef en el Hotel Drake y chef ejecutivo del Swiss Hotel. Para mediados del 2002 Simpson se fue al oeste del país y fue chef ejecutivo del Crowne Plaza en Burlingame, California. Después de todo ese camino y conocimiento adquirido se quedó en el restaurante Back a Yard donde pone todo su corazón y alma en cada plato que hace.

También te puede interesar: Recetas para el día de la madre