Fácil preparación de budín de limón glaseado

Fácil preparación de budín de limón glaseado

En Mandolina nos gusta consentir tus papilas gustativas, disfruta de una deliciosa receta de budín de limón glaseado. Una receta fácil de preparar y que podrás compartir en familia. 

Disfruta a continuación de una receta de budín de limón glaseado.

Manos a la obra: Cómo preparar budín de limón glaseado

Ingredientes para diez porciones

  • 200 gr de manteca
  • 200 gr de azúcar
  • 250 gr de harina
  • 1 cucharada de polvo para hornear
  • 3 limones
  • 4 huevos

Para el glaseado

  • 1 clara de huevo
  • 250 gr de azúcar pulverizada

Utensilios de cocina

Sigue el paso a paso de una deliciosa receta de budín de limón glaseado.

  1. Precalienta el horno a 180ºC.
  2. Toma el bowl y bate los huevos añadiendo el azúcar hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Añade la manteca a la mezcla y revuelve bien. 
  4. Toma uno de los limones y exprime el jugo, añádelo al tazón; posteriormente obtén ralladura de los otros dos limones y agrega a la mezcla. Revuelve bien.
  5. Agrega la harina y el polvo para hornear. Revuelve bien hasta que se compacte.
  6. Toma el molde previamente enharinado y engrasado. Vierte sobre él la mezcla.
  7. Lleva al horno a 180ºC de 40 a 45 minutos. Haz la prueba del cuchillo para comprobar que está listo. Introdúcelo, si sale limpio, está listo. 
  8. Deja enfriar, desmolda y haz el glaseado a continuación.
  9. Toma el tazón y mezcla la clara de huevo y bate suave.
  10. Cuando la clara se espume, agrega azúcar pulverizada y sigue revolviendo.
  11. Deja que se compacte
  12. Una vez compacto decora el budín con ayuda de la manga pastelera.

¿Con qué acompañar tu budín de limón glaseado?

Disfruta de este delicioso budín de limón como postre de un arroz con pollo, o por qué no pruebas nuestras otras recetas de budín. ¿Te gusta el budín de pan? Acá te dejamos la receta.

Consejos Mandolina para preparar budín de limón glaseado

Tip 1: El budín de limón sin glaseado puede durar hasta tres meses en el congelador, puedes porcionar y guardar si no lo vas a consumir. Es un postre duradero y su sabor no cambia.

Tip 2: Guarda el glaseado que te sobra en un bowl o taza cubriéndolo con papel vinipel, te podrá servir para otras preparaciones y podrá usarse hasta 3 meses después.

Tip 3: Añade otro sabor a tu glaseado agregándole zumo de limón, esencia de vainilla, o si lo prefieres: una copa de ron. Sigue disfrutando de esta y más recetas en nuestro menú principal.