Las mejores recetas para preparar con una mandolina

La buena mesa se caracteriza por resaltar los detalles, la textura y el sabor. Con la mandolina puedes obtener estas características con precisión y además, te permite ahorrar tiempo en la preparación de tus recetas. La forma del corte, su grosor y su facilidad ayuda a preparar platos enteros en instantes. Acompáñanos a ver algunas recetas para preparar con la ayuda de la mandolina

Platos que puedes preparar con la Mandolina

La mayoría de estas recetas son muy versátiles y solo es cuestión de cambiar los ingredientes a tu gusto. Prepara desde las clásicas papas a la francesa hasta ensalada de vegetales de bulbo o pastas vegetarianas. 

Papas Gaufrette

Las papas gaufrette son de corte muy fino, también llamadas rejilla, y son el aperitivo perfecto para reuniones o fines de semana. Estas papas onduladas se logran fácilmente con la mandolina y las puedes preparar en la airfryer. Mezcla sal de ajo, paprika, pimienta, sal y luego añadela a las papas. 

Ensalada de frutas con yogur griego

Unas rebanadas delgadas de melón o sandía, manzana, kiwi, banano y naranja o mandarina acompañado de yogur griego y nueces trituradas es una ensalada de frutas completa y deliciosa. Muy fácil y rápido con la mandolina, es una idea saludable para tus desayunos y muy fácil de hacer.

Berenjenas apanadas fritas en ghee

Puedes cortar las berenjenas como desees con tu mandolina, los resultados siempre serán deliciosas con las berenjenas apanadas. Cortalas en rodajas, en julianas o en tiras largas, solo debes remojar las berenjenas en leche por 20 a 30 minutos; pásalas por un huevo batido, luego por miga de pan y en un sarten antiadhrente agrega 2 cucharadas de ghee hasta dorar por ambos lados. Sin duda un delicioso acompañamiento vegetariano.

Linguine de zuchinni

Las pastas vegetarianas son una especialidad muy fáciles de preparar gracias a la mandolina. Las hacer en forma de tiras o en forma de linguine y cocinar en una sartén un par de minutos con sal y pimienta. Estas pastas van muy bien con pesto o con una salsa blanca tipo bechamel. Añadele queso parmesano o queso feta, unas hojas de albahaca fresca o finas hiervas secas al final y listo. Sin necesidad de hervir agua, fácil y deliciosa.    

Ahora sabes que existen muchas opciones para tus recetas utilizando una mandolina, ¡disfrútalas!