¿Cómo elegir la mejor refractaria?

¿Cómo elegir la mejor refractaria?

Las refractarias son utensilios muy necesarios en la cocina, pues se puede dejar la comida ahí y refrigerar en caso de no gastar toda la comida, es muy práctica para la cocina, en la misma refractaria se pueden preparar las recetas y ahí mismo cocinarlas, ya que son aptas para horno. Por eso el sitio web Sweetest Home trae varios tipos de refractarias y cómo escoger la adecuada para la cocina.

Las refractarias se pueden encontrar de vidrio o cerámica, ideales para poderlas meter en horno, cada una con sus propias características que favorecen su uso para diferentes electrodomésticos, como el horno, la nevera, lavavajillas, microondas, entre otros. 

Refractaria de vidrio

Una de las ventajas de la refractaria de vidrio es que son muy higiénicos, pues no conservan olores de las preparaciones y al tener una superficie libre no almacena resto de alimentos que pueden crear gérmenes, son aptas para horno y microondas Sin embargo, este tipo de refractaria es muy delicada, si no se maneja con cuidado se pueden romper, además no todas son para guardar en la nevera, dependiendo de su contenido podría romperse.

¿Estas buscando una refractaria?: Refractarias en Mandolina

Refractaria de cerámica

Estas refractarias son ideales para soportar altas temperaturas sin dañarse, no es de un material poroso, por ende no van a guardar olores ni gérmenes de comida, son buenos para usar en horno eléctrico y convencional, microondas y lavavajillas. Pueden venir con diferentes diseños, lo que la hace perfecta para servir la comida, pues le da un buen toque a la mesa, estas refractarias son muy buenas para preparar postres, como Creme Brulee, esto es por su excelente capacidad de conservar el calor por mucho tiempo. Al igual que las refractarias de vidrio, la cerámica es de un material delicado que se puede quebrar con facilidad y tampoco es recomendable meterlos a la nevera por mucho tiempo.

Tamaños de refractarias

Los tamaños de las refractarias son muy variados, se pueden encontrar las más grandes que tienen una capacidad de hasta tres litros; las medianas están hasta una capacidad de 8,45 tazas; en tamaños pequeños hay una gran variedad, algunos de porciones personales o de capacidad de 1,6 tazas hasta 4,2.

Formas de refractarias

Cuando se habla de formas en refractarias, hay desde rectangular, cuadrada, redonda, ovalada y hasta esférica. Las dos primeras son ideales para espacios reducidos, pues por sus esquinas ocupan todo el lugar sin dejar huecos, además que se pueden apilar. Las redondas y ovaladas también se pueden apilar para no gastar tanto espacio, pero por su forma no permite ocupar por completo el espacio. Las esféricas no se pueden apilar y no ocupan todo su espacio, por lo que las hace un poco molestas en los espacios pequeños, sin embargo son muy elegantes y pueden ser usadas para hacer mezclas de panadería y darles muy buena forma.

Conoce nuestras refractarias: Refractarias en Mandolina