Aprende a utilizar una Mandolina

Aunque la mandolina es muy fácil de usar debemos tener en cuenta que es un accesorio potente y tiene cuchillas muy filosas. Consiste en una tabla con cuchillas de acero inoxidable, en muchos casos intercambiables, que permiten deslizar los alimentos para cortarlos, laminarlos o rallarlos. Para los modelos más sencillos que no vienen con protector de dedos debemos tener el cuidado de usar guantes protectores. Por lo general, la mandolina viene con patas antideslizantes que soportan firmemente la tabla y permiten mejor maniobra. Es muy fácil de limpiar a mano y también puede ir al lavavajillas.   

¿Cómo usar una Mandolina?

La Mandolina es un accesorio muy versátil y muy fácil de usar. Algunos modelos son sencillos y otros tienen un corte más profesional, pero todas las mandolinas cumplen una labor eficiente y precisa. Nos gustaría darte unas recomendaciones sobre cómo usar una Mandolina a continuación:

  1. Superficie estable: Asegúrate de trabajar en una superficie estable y seca. Las patas de la Mandolina suelen tener bordes de silicona antideslizantes y forman una base estable para trabajar. Si la mandolina no tiene recipiente almacenador, pon un bowl o un plato debajo de la tabla cortadora. 
  2. Protector de dedos: Ten a la mano el protector de dedos o tus guantes protectores. Especialmente cuando estamos terminado de cortar los alimentos es muy importante proteger los dedos y manejar las cuchillas de la mandolina con la debida precaución. 
  3. Grosor de corte: Gradúa el grosor del corte. Muchas mandolinas vienen con nivel de grosor ajustable en un lateral para que puedas hacer todo tipo de cortes. 
  4. La cuchilla: Ensambla la cuchilla que necesitas. Dependiendo de la receta, la mandolina te permite elegir diferentes cuchillas. 
  5. Movimiento de arriba a abajo: Haz el movimiento de arriba hacia abajo. La inclinación de la tabla cortadora permite trabajar con la fuerza natural de caída y gracias a las estrías en su superficie no deja que los alimentos se peguen. Algunas mandolinas no vienen con patas y es necesario agarrarla bien por el asa e inclinarla un poco para deslizar con mayor facilidad.  
  6. Movimiento fluido: Realiza el movimiento continuo. Ya que la superficie de la tabla cortadora permite deslizar los alimentos sin que se peguen, la estabilidad, la inclinación y su filosa cuchilla te permite hacer un movimiento de corte continuo, deslizando de arriba abajo sobre la superficie de la tabla. Corta de manera rápida y precisa.

¿Cómo limpiar y cuidar tu Mandolina?

La mayoría de mandolinas son hechas con materiales resistentes y son fáciles de limpiar. Es importante tomar todas las medidas de seguridad para limpiar las cuchillas. Algunas cuchillas son intercambiables y las puedes lavar fácilmente con agua y jabón. Tanto la base como el protector para los dedos los puedes meter al lavavajillas o lavarlos con agua y jabón normalmente. 

Las dimensiones aproximadas de una Mandolina son:

  • Grosor: 10cm
  • Ancho: 12cm
  • Largo: 35cm

La Mandolina es muy fácil de almacenar en la cocina y dependiendo del modelo puede ser muy compacta y ligera. Te recomendamos siempre antes de guardarla asegurarte de que todas su partes estén secas y ponerla en un lugar libre de humedades.