La felicidad de la torta de queso o cheesecake

La felicidad de la torta de queso o cheesecake

De Europa a Estados Unidos, de Estados Unidos al mundo. Así podría decirse que se fundó la tradición mundial de la torta de queso o cheesecake. Hay quienes afirman que nació en Francia a partir de un tipo de queso llamado: neufchâtel, pero donde realmente se popularizó fue en hemisferio norte de América, gracias al bendito queso Filadelfia o queso crema, uno de los mejores inventos de la historia mundial. 
Si estás de acuerdo con la categoría del queso Filadelfia, debes ser del equipo de fans de la torta de queso o cheesecake. Seguro sabes que existen más de 100 formas de prepararlo y que existen con variados tipos de ingredientes, pero en Mandolina te vamos a enseñar una receta fácil de la clásica torta de queso

Cómo hacer una torta de queso deliciosa

Ingredientes para 8 porciones

  • 1 lata de leche condensada
  • Queso crema (450gm)
  • 3 huevos 

Utensilios de cocina

  1. Para hacer una torta de queso consistente, la temperatura es muy importante. Por ello, comienza precalentando el horno a 180ºC durante unos 10 minutos. 
  1. Mientras, en un bowl mezcla la lata de leche condensada, el queso crema y los tres huevos. Bátelo hasta que tengas una mezcla consistente. En este punto la batidora es una herramienta muy útil, seguro notarás la diferencia. 
  1. Al tener tu mezcla, alista el molde. Para que no se pegue, úntale un poco de mantequilla ghee. Sobre ella, si deseas, puedes poner galletas saladas trituradas, galletas de chocolate o nueces, todas molidas. 
  1. Sobre el topping que hayas elegido pon la mezcla y llévalo al horno por unos 45 minutos. Cuando lleve media hora revisa para comprobar la temperatura de tu horno. Para verificar que el postre esté en su punto, puedes insertar un palillo. Si al sacarlo está limpio, es momento de retirar. 
  2. Por último, deja reposar la torta de queso hasta que se enfríe y corta en 8 pedazos. Ahora, disfruta de esta deliciosa y fácil receta Mandolina.

Consejos Mandolina para una tarta de queso ¡perfecta!

Tip 1: La corteza de un postre es: o un delicioso inicio o un excelente final. Para que tu torta de queso tenga dicha consistencia, debes hacer una corteza ideal, ¿cómo? Utiliza un procesador para moler de forma muy fina ya sean las galletas saladas, nueces o cualquier alimento que utilices. Luego, ponlo sobre el molde y ¡listo!

Tip 2: La buena cocina está en los detalles y la torta de queso, no es la excepción. En Mandolina te recomendamos utilizar el queso crema y los huevos a temperatura ambiente, esto ayudará a que tu mezcla sea muy suave y no queden grumos.

Tip 3: Hoy día cualquier ejercicio que ayude a disminuir calorías suma, ¿o no? Haciendo un postre pensarás que batiendo, realizarás un esfuerzo significativo para ahorrar esas caloría de más que se irán en el postre. Pues no, te recomendamos que utilices una batidora de mano para que tu cheesecake sea de ¡clase mundial!

Tip 4: También puedes cubrir la torta con una capa delgada de mermelada de frutos del bosque, maracuyá o el sabor que desees.