Ensalada de garbanzos y atún

Ensalada de garbanzos y atún

El atún y los garbanzos no son una combinación común; sin embargo, en Mandolina nos arriesgamos con una receta deliciosa: una ensalada de garbanzos y atún. 

El resultado: un plato ligero para una cena suave o un acompañamiento para un gran plato fuerte. Sigue nuestro paso a paso y disfruta.

Cómo preparar una ensalada de garbanzos y atún

Ingredientes para 4

  • ½ taza de mayonesa baja en grasa
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • ½ cucharadita de paprika
  • 2 latas de atún en agua
  • 1 lata de garbanzos
  • 1 tallo de apio
  • ¼ de cebolla morada en cuadritos
  • 2 cucharadas de perejil crespo picado

Utensilios

  • Ensaladera
  • Espátula de silicona

Prepara una rica ensalada de garbanzos y atún en tres pasos

  1. En una ensaladera agrega el atún, los garbanzos, el apio y la cebolla. Con la espátula, mezcla. 
  1. Cuando los ingredientes estén unidos, agrega la mayonesa, el jugo de limón, la paprika y revuelve suavemente. 
  1. Por último, esparce las hojas de perejil por encima. Ahora tu ensalada está lista, ¡disfruta!

¿Buscando plato fuerte para tu ensalada de garbanzos y atún?

Como lo mencionamos al principio, este plato puede ser una cena ligera para la noche. No obstante, si quieres acompañar con un plato fuerte, puedes disfrutar de un pollo al limón con miel.

Consejos Mandolina para tu ensalada de garbanzos y atún

receta fácil de ensalada de garbanzos con atun

Tip 1: Si quieres cortarle el amargo a la cebolla roja, desángrala antes de agregarla a la receta. En un recipiente pon un poco de vinagre blanco. En él pon la cebolla por unos 5 minutos, luego escurre y listo. En caso de que no tengas vinagre, agrega agua a un plato hondo, pon las cebollas y mételo al microondas por 1 minuto y medio. Luego escurre. ¡Fácil!

fácil receta de ensalada de garbanzos con atun

Tip 2: En caso de que quieras cocinar los garbanzos, en vez de consumir los de lata: déjalos en remojo durante la noche anterior. Cocínalos en una olla con un poco de sal y pimienta. Revisa hasta que queden blandos. El proceso también lo puedes hacer en una olla exprés.