Ensalada de durazno y rúgula

Ensalada de durazno y rúgula

El durazno es una de esas frutas que enamoran por su rico sabor. Sin embargo, además de ello, contiene una alta cantidad de vitaminas, como minerales. Este fruto, en la China antigua, fue considerado como un símbolo de la larga vida. Ahora, en Mandolina, lo celebramos y utilizamos para preparar una deliciosa ensalada de durazno y rúgula. 

Cómo preparar una ensalada de durazno y rúgula     

Ingredientes para 4  

  • 2 duraznos maduros
  • 1 paquete de hojas de rúgula 
  • 140g de queso de cabra
  • ¼ de taza de queso parmesano 
  • ¼ de taza de almendras tostadas y picadas

Para la vinagreta

  • 1 limón
  • Sal y pimienta al gusto
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico
  • 1 cucharadita de mostaza Dijon
  • ½ cucharadita de sal 
  • ½ cucharadita de pimienta molida
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 2 cucharaditas de miel

Utensilios 

  • Centrífuga 
  • Ensaladera 

Disfruta de tu ensalada de durazno con Mandolina: 

  1. Lava la rúgula con abundante agua, luego sécala en la centrífuga y ponla en la ensaladera. Agrega un chorrito de aceite de oliva extra virgen, el jugo de 1 limón, sal y pimienta al gusto.
  1. Lava tus duraznos, sécalos y córtalos en 8 pedazos cada uno. Ponlos en la ensaladera. 
  1. En un recipiente para la vinagreta agrega el vinagre balsámico, la mostaza Dijon, sal y pimienta molida, aceite de oliva extra virgen y las cucharaditas de miel. Revuelve hasta que se funda en un solo aderezo.
  2.  
  3. Sobre la ensalada agrega el queso de cabra y las almendras. Luego, esparce la vinagreta y mezcla hasta que todos los ingredientes contengan un poco de la salsa. Si tienes tiempo déjala en la nevera por 1 hora. De lo contrario, sirve y agrega el parmesano por encima. ¡Delicioso!

Un plato fuerte para tu ensalada de durazno

Si quieres un almuerzo ligero y con mucho sabor, puedes preparar como plato fuerte unos canelones de ricota. Será un menú delicioso que podrás cocinar cualquier día de la semana.

Consejos Mandolina para tu ensalada de durazno  

Tip 1: Si no tienes almendras tostadas no te preocupes. Toma las almendras y pártelas en trozos. Pon un sartén antiadherente a calentar y suma las almendras. Con una espátula mezcla hasta que se doren. ¡Listo! Te tomará entre 2 y 4 minutos. (También puedes agregar todo tipo de nueves a tu ensalada).