Deliciosa ensalada de zanahoria con remolacha

Deliciosa ensalada de zanahoria con remolacha

La ensalada de zanahoria con remolacha es fácil de preparar, deliciosa y, además, muy práctica ya que puedes utilizar ingredientes crudos. De esta manera tu tiempo no se escapará en la cocina. Sigue estos consejos de Mandolina y disfruta la combinación de frutos y alimentos colombianos. 

Ensalada de zanahoria y remolacha: un acompañamiento saludable 

Ingredientes para 4 o 6 personas

  • Remolacha (2 tazas: ralladas y peladas)
  • Zanahorias (2 tazas ralladas)
  • Nueces o almendras (1 taza cortadas en pedacitos)
  • Cebollín (¼ de taza)
  • Perejil liso (¼ de taza) 

Ingredientes vinagreta 

  • Vinagre
  • Mostaza (Dijon sugerida)
  • Sal
  • Mermelada de melocotón (¼ de taza)

Utensilios 

  • Cacerola x 2
  • Bowl
  • Ensaladera
  • Mezclador/Batidor 
  1. Esta ensalada de zanahoria y remolacha es muy sencilla. Empieza por las remolachas: rállalas y ponlas en una cacerola a fuego alto hasta que hiervan. Luego, reduce el fuego a bajo y cocínalas por 30 minutos o hasta que estén tiernas. 
  1. Enfría las remolachas con agua, sécalas y resérvalas. 
  1. Al mismo tiempo que haces las remolachas, puedes hacer las zanahorias, el procedimiento es el mismo. En una cacerola pon las zanahorias hasta que hiervan, luego pon el fuego en bajo por tres minutos. Enfríalas con agua. 
  1. Ahora, en una ensaladera grande, mezcla todos los ingredientes: zanahoria, remolacha, nueces, el cebollín finamente picado y el perejil. 
  1. Para la vinagreta, pon el vinagre, la mostaza, la sal y la mermelada de melocotón en un recipiente plástico. Con el batidor, mezcla hasta que se funda todo en una sola salsa y ¡listo! 

¿Con qué acompañar esta ensalada de zanahoria y remolacha?

La ensalada usualmente es un acompañamiento y en este caso, nuestra receta Mandolina va muy bien con un pollo al horno a la naranja. Los sabores dulces y cítricos combinan muy bien.

Consejos Mandolina para una deliciosa ensalada de zanahoria con remolacha 

Tip 1: En tu ensaladera no mezcles la ensalada y la vinagreta. ¿Por qué? En caso de sobrar ensalada, la podrás reservar en la nevera y no se oxidará.

Tip 2: Si quieres variar de vinagreta, puedes hacer la siguiente: media taza de aceite de oliva, cascara de naranja rallada, ¼ de jugo de naranja natural, 2 cucharadas de vinagre de manzana, 1 cucharadita de comino molido y 1 cucharadita de sal. Pon todos los ingredientes en un recipiente y mézclalos. ¡Deli!

Tip 3: La vinagreta puede conservarse por varios días. En ese caso, puedes preparar más de lo que necesites y tenerla lista para acompañar otras ensaladas.