Cheesecake de fresa

Cheesecake de fresa

“Tu cuerpo no es un templo, es un parque de atracciones. Disfruta el viaje” solía decir el famoso chef Anthony Bourdain, una frase que combina muy bien con un cheesecake de fresa, ¿no te parece? 

En Mandolina queremos hacer tus días más felices, por ello te enseñamos a preparar un delicioso cheesecake de fresa, un postre suave, esponjoso y muy fácil de hacer, ¡anímate y disfruta en casa! 

Cheesecake de fresa

Ingredientes para 8 porciones

  • 1 lata de leche condensada
  • Queso crema (450gm)
  • 3 huevos 

Para la corteza

  • 15 galletas María en pedacitos
  • 5 cucharadas de mantequilla derretida (ghee)
  • 2 cucharadas de azúcar
  • ¼ de cucharadita de sal

El topping

  • 1 taza de mermelada de fresa
  • 2 cucharaditas de jugo de limón
  • 6 fresas picadas en julianas
  • Hojuelas de coco tostadas (opcional)

Utensilios de cocina

  1. Precalienta el horno a 180 grados centígrados durante 10 minutos. 
  1. En un bowl mezcla la lata de leche condensada, el queso crema y los tres huevos. Bátelo hasta que tengas una mezcla consistente. En este punto la batidora es una herramienta muy útil, de tenerla úsala. 
  1. Alista el molde. Para que no se pegue, úntale un poco de mantequilla. 

La corteza

  1. Toma tus galletas y llévalas al procesador para convertirlas en migas. En un bowl mezcla las galletas, la mantequilla, el azúcar y la sal. Revuelve muy bien, las galletas deben quedar humedecidas. 
  1. Toma tu molde y úntalo de mantequilla en la base y los costados. Al finalizar, lleva la mezcla de tus galletas y presiona hacia el fondo recubriendo toda la superficie. 
  1. Sobre la corteza o base del cheesecake pon la mezcla del cheesecake y llévalo al horno por 1 hora. Pasado el tiempo, apaga el horno y abre la puerta. Déjalo enfriar por otra hora en el interior, luego retira. 
  1. Es momento de que enfríe tu cheesecake, así que déjalo mínimo durante 4 horas en el exterior o, si puedes esperar, durante toda la noche. 

El topping de tu cheesecake de fresa

  1. Toma una olla pequeña o cacerola a fuego medio. Agrega la mermelada de fresa y el jugo de limón. Revuelve con una cuchara de palo o espátula de silicona. Apaga cuando la mezcla esté suave.  
  1. Sobre el cheesecake con una brocha agrega el topping con cuidado. Al terminar, esparce las fresas y las hojuelas de coco. Deja enfriar en la nevera por 1 hora y ¡disfruta! 

¿Te gustó tu cheesecake de fresa Mandolina? 

Consejos Mandolina para tu cheesecake de fresa

procesador corteza cheesecake

Tip 1: La corteza de un postre es: o un delicioso inicio o un excelente final. Para que tu torta de queso tenga dicha consistencia, debes hacer una corteza ideal, ¿cómo? Utiliza un procesador para moler de forma muy fina ya sean galletas saladas, nueces o cualquier alimento que utilices. Luego, ponlo sobre el molde y ¡listo!

queso crema cheesecake

Tip 2: La buena cocina está en los detalles y la torta de queso, no es la excepción. En Mandolina te recomendamos utilizar el queso crema y los huevos a temperatura ambiente, esto ayudará a que tu mezcla sea muy suave y no queden grumos.

batidora postres

Tip 3: Hoy día cualquier ejercicio que ayude a disminuir calorías suma, ¿o no? Haciendo un postre pensarás que batiendo, realizarás un esfuerzo significativo para ahorrar esas calorías de más que se irán en el postre. Pues no, te recomendamos que utilices una batidora de mano para que tu cheesecake sea de ¡clase mundial!