Prepara tu pizza casera con cualquier de estos utensilios

Un nuevo nivel de pizza casera

Un pizza lover hace lo que sea por una pizza, por lo que estamos seguros que un verdadero amante de este manjar intentará de cualquier manera preparar su propia receta. Para que la tarea no sea tan difícil y no haya tantas quemaduras de masa para pizza en el camino, te proponemos probar de las siguientes formas.

Preparando pizza en air fryer

pizza-casera

Suena loco, lo sabemos, pero ¿acaso no se inventaron así las mejores recetas? Cocinar tu pizza en una freidora de aire es una excelente opción en caso de no tener horno.

Por un lado, es saludable al no tener que utilizar aceite y por otro, ¡práctico! Prendes, apagas, comes y listo.

Lo mejor de cocinar una pizza en air fryer es la textura. Los bordes quedan crocantes y el centro blando, tal y como una pizza “de verdad” (como si existieran de mentiras).

¿Cómo hacerlo?

Preparar tu pizza casera en la air fryer es muy sencillo. Estas dos recomendaciones te ayudarán en tu cometido:

  1. Lo primero que debes tener en cuenta es que debes armar la pizza dentro de la canasta de la freidora de aire, ya que si la “ensamblas” por fuera, será muy difícil acomodarla en aquel espacio. Si deseas pon un poco de aceite de oliva en spray en la el fondo para que la masa no se pegue.
  2. Al terminar de cocinar la pizza, el momento de retirarla es clave. Si lo haces con las manos es posible que se desarme, por ello, lo mejor es utilizar dos espátulas para que los toppings no se pierdan en el camino.

¿A qué temperatura?

Es una pregunta clave. Toda air fryer emite una temperatura particular; sin embargo, te recomendamos cocinarla por entre 10 y 13 minutos a una temperatura de 205ºC. Revisa cuando el proceso vaya en la mitad.

¿La masa debe ser alguna en particular?

Cualquier masa para pizza funciona, lo importante es que la adecúes al espacio que tienes dentro de la canasta de la freidora. Aquí te dejamos dos opciones de masas:

Cómo preparar una pizza en sartén

pizza-saludable

Esta es una opción ideal para cocinar una pizza casera cuando no se tiene ni horno o air fryer. Primero, es práctico, especialmente cuando se preparan una o dos pizzas personales, y segundo, es más rápido de lo que crees.

¿Qué tener en cuenta?

Son varios los trucos que debes considerar para hacer tu pizza en un sartén:

  • El calor: Para comenzar ten la masa de la pizza lista. Pon un poco de aceite de oliva solo para humectar el sartén y súbelo a alto. El objetivo es que la masa se cocine, pero no se queme. Cuando la veas dorada, voltéala y pon el fuego a medio.
  • Los toppings: Lo usual es tener la masa, darle forma y poner los toppings. En este caso no. Cuando voltees la corteza, agrega los ingredientes. Primero el queso, en ese momento tapa la sartén para que se derrita más rápido. Pasado un par de minutos agrega los demás ingredientes para que se calienten. Una vez el queso esté fundido, ¡disfruta!
  • Tiempo: La preparación con este método es de unos 10 minutos. Sin embargo, debes revisar para que no se te queme, ni te quede cruda. Para ahorrar tiempo deja los ingredientes listos para que cuando quieras comer, solo sea prender el fogón.

Consejos para una excelente pizza en sartén

Ya viste que es muy fácil preparar la pizza de esta manera, no obstante, es clave que tengas en cuenta el tamaño de la sartén (te recomendamos que sea de unos 15cm como mínimo) y que armes el círculo de la pizza de acuerdo al tamaño del utensilio que tengas.

Nuestro recomendado: Sartén con teflón y tapa

Pizza casera en horno

desayunos-saludables

Sin dudas, es la forma más tradicional para preparar una pizza casera. Es un proceso sencillo, pero que tiene sus trucos para un resultado delicioso:

  • Precalienta tu bandeja para hornear, esto le dará un toque más artesanal al sabor de la pizza. El tiempo recomendado de precalentado es de 30 minutos en el horno.
  • Lleva el horno a altas temperaturas, tal y como lo hacen en los restaurantes especializados. Nuestra recomendación es a 260ºC.
  • Utiliza papel para hornear, esto ayudará a que la masa ni se deshaga en el horno y sea fácil de retirar.
  • Evita cocinar de más la proteína, sea jamón, tocineta, pollo o la que escojas. Puedes agregarla al final para que se caliente o no cocinarla tanto antes, en el caso del pollo o la tocineta.

¡Ya tienes todas las opciones para tu pizza casera! ¿Cuál vas a elegir?